Alimentación para diabéticos: cómo cocinar los alimentos y realizar un rico postre

Los alimentos se distribuirán en cinco y seis comidas diarias, de la siguiente forma: desayuno, medias nueves, almuerzo, onces, cena y un refrigerio.

Crédito de la fotografía: diseñada por Freepik.

La Clínica Universidad de La Sabana, desde su campaña de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, explica cómo llevar una alimentación saludable cuando se padece de diabetes. Mónica Avellaneda, nutricionista de la Clínica, explica cómo:

Para las personas que sufren de diabetes se recomienda una alimentación saludable. Las comidas deben ser fraccionadas. Los alimentos se distribuirán en cinco y seis comidas diarias, de la siguiente forma: desayuno, medias nueves, almuerzo, onces, cena y un refrigerio nocturno.

Según la edad y el estado nutricional, deben ajustarse las porciones; es importante conocer cuáles son las porciones recomendadas para los diferentes alimentos, y la cantidad de porciones necesarias en cada tiempo de comida.

Debe reducirse la cantidad de grasa para cocinar, tratar de eliminar alimentos ricos en grasa saturada y ácidos grasos “trans", como carne con grasa, alimentos fritos, productos de paquete, manteca o grasa animal y vegetal o margarina, reducir al mínimo el consumo de sal, evitando agregar sal de mesa y evitando consumir productos enlatados y procesados. También debe limitarse el consumo de alcohol.

Se recomienda consumir una gran variedad de alimentos integrales, ricos en fibra, como los preparados con granos enteros, incrementar el consumo vegetales y de frutas enteras, evitando los jugos y las frutas sobremaduras. En caso de elegir el consumo de jugos, estos deben consumirse sin adición de azúcar.

Pueden consumirse ocasionalmente postres sin azúcar, miel o panela ni alto contenido de carbohidratos dentro de sus ingredientes, y en porciones pequeñas. Un ejemplo puede ser un mousse de limón, donde el azúcar se reemplaza por un edulcorante.

Aprende cómo:

Ingredientes

-Jugo de 1 limón

-5gr de gelatina sin sabor

-1 yema

-1 clara

-100gr crema de leche descremada

-Edulcorante granulado a gusto

Preparación:

1. Disolver la gelatina sin sabor en 3/4 de taza de agua caliente. Agregar el jugo de limón y edulcorante.

2. Por separado, batir la yema y la crema de leche a medio punto; luego mezclarlas y agregar la gelatina disuelta. Batir la clara a nieve y agregarla a la mezcla, de forma envolvente. Por último, llevarla al refrigerador hasta que se solidifique.

Recuerde que es importante consultar a un profesional para ajustar la dieta a las necesidades individuales.